Playas de la Costa del Sol: las mejores y qué te ofrecen

Se acerca el verano. Málaga es, cómo no, un destino turístico que funciona durante todo el año, pero su clima y el mar invitan a frecuentarla más en verano. Además de sus estupendas playas urbanas (cuatro de nuestros apartamentos están junto al mar), merece la pena visitar las playas de la Costa del Sol. Al menos, alguna de ellas. Si has pensado en hacer una escapadita a otra playa mientras vienes de vacaciones, echa un vistazo a la lista que te hemos preparado. Comenzamos por el este y terminamos en el oeste. Te explicamos dónde está cada playa, por qué hay que visitarla y detalles que la hacen inmejorable.

Playa de Maro, una cala tranquila perfecta para bucear en Málaga

Comenzamos por Nerja, el municipio más al este de la provincia. Antes del propio núcleo urbano se encuentra la cala de Maro, un lugar perfecto para aquellas personas que quieran disfrutar de un baño tranquilo y alejado del ruido. En Maro, además de tomar el sol y sumergirte en sus aguas, podrás bucear y ver en vivo su espectacular cascada. Será inolvidable practicar snorkel dada la gran cantidad de peces y cuevas submarinas. Una playa pequeñita (500 m), pero ubicada en un paraje natural muy bien conservado y con acceso para personas de movilidad reducida. El lugar ideal para ese día en el que buscas paz. No en vano, fue elegida en 2014 segunda mejor playa de España.

Playa para bucear en Málaga, Cala de Maro

Bonus track: bucear, con o sin bombona, es un auténtico lujo. En Maro está prohibida la pesca desde hace años, por lo que hay una verdadera explosión de biodiversidad marina que merece la pena descubrir. Al lado tienes Cantarriján, una cala similar en la que se practica nudismo.

Playa de Burriana, en Nerja

Playa de Burriana Nerja

Burriana suele ser una de las más concurridas, pero da gusto estar en ella. No es de las más grandes (tiene unos 800 m de longitud), pero su arena, blanca y fina, es particularmente agradable. Eso, sin contar los numerosos chiringuitos que la pueblan (algo común en toda nuestra costa). A favor, además de la playa en sí, está el hecho de que tenemos el núcleo urbano pegado, y merece la pena dar un paseo por el mirador y sus calles principales. Dentro de la propia playa, no pierdas la oportunidad, si te gusta moverte, de alquilar un kayak para dar una vueltecita. También vas a encontrar zonas de juegos y deportes, como el voley. Y, por supuesto, una zona de alquiler de tumbonas a la que no podrás resistirte. Hay autobuses que te llevan hasta allí en poco más de una hora, si quieres prescindir del coche.

Bonus track: reserva una paella en el restaurante Ayo.

La Calahonda, en Nerja: un icono para españoles y extranjeros

Playa la Calahonda Nerja

La Calahonda es una de playas las más famosas de toda la Costa del Sol, y hay motivo. Situada al pie del Balcón de Europa, hay que ir bien temprano para encontrar sitio, porque es bastante pequeña. Pero verás que sus aguas cálidas y su buen ambiente te van a enamorar.

Bonus track: cuando te canses de playa, aprovecha para visitar las cuevas de Nerja.

Playa de Benajarafe, en Vélez-Málaga: ideal para familias

La costa este es, en general, mucho más tranquila que la oeste. Lo vas a descubrir si vas a Nerja y, desde luego, también en Benajarafe. Esta playa carece de paseo marítimo y tienes directamente la carretera junto a la arena. Pero no te preocupes: es una carretera urbana, donde los coches circulan muy despacio. La ventaja es que aparcar por allí es relativamente fácil, puesto que hay numerosas calles y zonas habilitadas para hacerlo. Se trata de una playa más grande (más de 1,5 km), bastante ancha y estupenda para pasar un día en familia. Como en toda la costa, los chiringuitos abundan. Y cada uno es mejor que el anterior. A nosotros nos encanta El Balandro, porque, además del propio restaurante, puedes alquilar hamacas, sombrillas y hasta camas tailandesas. ¡Un lujazo!

Bonus track: dejar caer la tarde y ver la puesta de sol. Es particularmente hermosa en esta zona.

Pedregalejo y la Malagueta: las playas de Málaga capital

En la zona este de Málaga capital, las playas de Pedregalejo y la Malagueta tienen numerosos puntos a favor: el primero, acceso directo a los mejores restaurantes y tiendas, puesto que solo un pequeño y tranquilo paseo separa al mar de la ciudad. El segundo, numerosas zonas de juegos y deportes. El tercero, que todo esto las hace perfectas para bajar a la playa en familia. Y por último, sus chiringuitos. Tanto una como otra gozan de gran prestigio en este sentido. Pedregalejo cuenta con algunos de los más icónicos: El Caleño o Miguelito el Cariñoso, por citar dos.

Playa de Pedregalejo

Mucho más que chiringuitos

Pero es que Pedregalejo (donde se encuentran nuestros apartamentos a pie de playa) es mucho más. En la zona han abierto numerosos restaurantes que le dan una vuelta a la cocina mediterránea de siempre. Pez Tomillo, por ejemplo, es el lugar perfecto si quieres algo más que pescado frito. Misuto combina también lo mediterráneo con lo japonés: ¡no te lo pierdas!

Bonus track: irse de tiendas después de darte una ducha en la playa. ¡Están al lado!

Playa Bil Bil, en Benalmádena: un toque árabe

Según vamos viajando hacia el oeste, vas a notar que hay más gente en sus playas. Pero también que la mayoría de ellas están dotadas con unos servicios de primerísima calidad. Por ejemplo, el acceso para personas con movilidad reducida. O la perfecta organización de su servicio de alquiler de tumbonas. La playa Bil Bil se extiende a lo largo de 400 metros y se encuentra muy cerca del paseo marítimo. Es perfecta para dar un delicioso paseo por el municipio cuando la jornada de mar termine.

Bonus track: visitar el castillo Bil Bil, uno de los edificios más visitados de Benalmádena, de aire árabe y donde hoy en día se celebran eventos.

Castillo Bill Bill en Benalmádena

El Ejido, en Fuengirola: perfecta para mascotas

También conocida como la playa de El Castillo porque junto a ella se divisa el castillo Sohail, un edificio del siglo XII al XIV construido sobre ruinas romanas. Por tanto, ya tienes un motivo para visitarla además del mar. La playa de El Ejido o El Castillo es, además, perfecta para familias. Además de alquiler de sombrillas y tumbonas, dispone de acceso para personas con movilidad reducida. Y otro plus: es una playa dog friendly. Es decir, que los perros son bienvenidos. ¡Ah, y se suele aparcar genial!

Playa del Castillo Fuengirola

Bonus track: si te apetece otra playa en Fuengirola, está la mítica Los Boliches, en la que, además, podrás practicar deporte y que tiene montones de tiendas al lado.

Nagüeles, Marbella: para amantes del lujo

Ya en Marbella, la oferta es casi inacabable. Pero Nagüeles tiene algo especial: allí es donde más celebridades por metro cuadrado te puedes encontrar. Es una de las playas favoritas de los famosos. Además de tumbonas o sombrillas, vas a disfrutar de las arenas más doradas y finas de toda la costa. Y es perfecta para los más pequeños. Eso sí: prepara la cartera, porque tanto comer como beber está a unos precios no aptos para todos los bolsillos.

Bonus track: acercarse, al caer la tarde, a Puerto Banús, para ver un desfile de yates, deportivos y lujo extremo digno de una película.

Puerto Banús en Marbella