Los mejores vinos de Málaga (y dónde tomarlos)

Quizá no sepas que Málaga es una tierra de grandes vinos. O quizá sí, ¡depende de cuánto conozcas esta zona! Pues bien, queremos darte a conocer otro de nuestros tesoros: los vinos de Málaga. En este post vamos a tratar de hablar de los principales caldos de estas tierras, para que puedas llevarle un recuerdo a ese amante de los vinos a tu regreso de las vacaciones. Pero también vamos a descubrirte algunos rincones especiales para tomar una copa de vino mientras das un paseo por la ciudad.

¿Qué tipos de vinos se dan en Málaga?

Hay, en esencia, dos denominaciones de origen: D.O. Málaga y D.O. Sierras de Málaga.

Vinos con D.O. Málaga

Dentro de esta clasificación se encuentran los vinos de Málaga más famosos. Entre ellos se encuentran esos vinos dulces que tanto se conocen, sobre todo, de momentos como nuestra Feria. Son vinos de aperitivo, aunque los expertos dicen que maridan perfectamente con productos grasos, como el foie, los quesos azules y el chocolate. También, cómo no, con la fruta. ¿Cuáles son los vinos de Málaga más famosos?

Lágrima

Es el vino elaborado con un mosto que se obtiene sin presión mecánica. Después, se envejece durante más de dos años. El más famoso, seguramente, es el de las bodegas Quitapenas.

Pajarete

Es un vino de licor o vino dulce natural con un alto contenido en azúcares, pero elaborado sin adición de arrope. Su color es ámbar o ámbar oscuro, y también es sometido a un proceso de envejecimiento.

Pedro Ximénez

Seguramente, uno de los más famosos fuera de nuestra tierra. El Pedro Ximénez es muy apreciado no solo como vino de aperitivo, sino también para la elaboración de complejos platos de alta cocina. Es un vino dulce hecho con la uva pasa del mismo nombre, que ha sido secada al sol.

Vinos típicos de Málaga

Moscatel

De propiedades organolépticas similares al Pedro Ximénez, el moscatel tiene un proceso de elaboración distinto (adición de alcohol al mosto de uva, y no de pasa).

Dorado, rojo, oscuro, negro

Son vinos de licor, sometidos a envejecimiento y con distintas adiciones de arrope, según la variedad (las cuatro que te indicamos, según el color).

Pale Cream

Este vino puede ser de licor, dulce natural o naturalmente dulce. Es muy popular durante la Feria, y no lleva adición de arrope, aunque su contenido natural de azúcares supera los 45 gramos por litro.

Hay más variedades: dry pale, sweet, cream… Cualquiera de ellos, si te gustan los vinos dulces, te va a encantar.

Vinos con D.O. Sierras de Málaga

Entramos aquí en otro territorio completamente distinto. Si bien los vinos dulces son especialmente famosos en esta zona (en especial en La Axarquía, donde hay una ruta de la pasa y del vino), los vinos D.O. Sierras de Málaga son otra cosa. Primero, porque son, quizá, menos conocidos (injustamente, por cierto). Segundo, porque aquí hablamos de vinos blancos y tintos (también de algunos rosados), no de vinos dulces o de licor.

Fama en ascenso

Estos vinos de Málaga están cobrando un especial protagonismo en los últimos tiempos. En primer lugar, porque su producción suele provenir de bodegas pequeñas, artesanales, en las que se pone mucho mimo en el proceso. Segundo, porque están resultando ser unos vinos exquisitos en su mayoría, muy apreciados por los amantes de esta bebida. Pero, además, el sello Sabor a Málaga los está promocionando muchísimo, así que esperamos que se hagan famosos, porque realmente lo merecen.

Algunas de las uvas más utilizadas

Además de algunas variedades con uva Pedro Ximénez y moscatel, las uvas preferentes en los vinos D.O. Sierras de Málaga son syrah, tempranillo, merlot, sauvignon blanc, cabernet sauvignon, chardonnay…

¿Cómo son los vinos D.O. Sierras de Málaga?

Los vinos blancos poseen tonos amarillos, y son elegantes, de sabor afrutado y fresco, con tonos ácidos. Los tintos, por su parte, se definen como vinos «con cuerpo, bien estructurados, en los que predominan los sabores y aromas minerales y del terruño».

Las mejores bodegas de los vinos de Málaga

Recientemente, expertos catadores han escogido, en una cata ciega, los mejores vinos de la zona, así que nos dejaremos guiar por los que saben para que tengas una idea a la hora de comprar una botella.

Bodegas Excelencia

Su vino Rondarte 2015 ha sido elegido como el mejor tinto Sierras de Málaga de hasta seis meses.

Cortijo La Fuente

El tinto crianza Cortijo La Fuente 2014 fue escogido como mejor tinto Sierras de Málaga de más de seis meses.

Lunares de Ronda

Su blanco Lunares Blanco 2016 resultó, para el jurado, el mejor blanco D.O. Sierras de Málaga.

Dimobe

Esta bodega cuenta con el Piamater 2013, escogido mejor blanco dulce D.O. Málaga.

Tierras de Mollina

En su catálogo cuentan con Carpe Diem Málaga Trasañejo, que ha sido nombrado mejor vino de licor D.O. Málaga.

¿Dónde disfrutar de los mejores vinos de Málaga?

Antigua Casa de Guardia: la taberna con más solera

Si quieres tomar un moscatel o un pajarete con sabor clásico, tienes que visitar la Antigua Casa de Guardia, fundada a mediados del siglo XIX y que fue proveedora nada menos que de la reina Isabel II de España. Un lugar con solera, donde quedan a la vista las botas (los barriles en los que reposa el vino) y lo convierte en un espacio mítico.

Bodegas Quitapenas: una parada inexcusable

Además de comercializar sus propios vinos, las bodegas Quitapenas son locales a los que hay que ir sí o sí. Los del centro histórico, en las calles Sánchez Pastor y Marín García, rezuman autenticidad. Una copita de uno de sus vinos de producción propia y una tapa de algún plato típico malagueño serán detalles que te harán viajar a la Málaga del siglo XIX.

Los Patios de Beatas: un viaje al centro del placer enológico

A escasos 50 metros del Museo Picasso, en pleno centro histórico, se alza este lugar privilegiado. Construido en dos edificios arquitectónicamente protegidos, de los siglos XVIII y XIX respectivamente, se puede escoger entre una amplísima carta de vinos de primerísima calidad. Y acompañarlos, si el cliente así lo desea, de platos creativos en perfecto maridaje. Julián Sanjuán, sumiller del lugar, es un perfecto anfitrión para todo aquel que quiera disfrutar de la copa de vino perfecta.

Vináliti, el templo del vino

En la calle Salinas hay todo un mundo creado alrededor del vino. Su nombre, Vináliti. Para empezar, se encuentra en pleno centro, por lo que acceder al local es de lo más sencillo. Y una vez allí, ¿qué se puede hacer? Pues… casi de todo. Porque Vináliti es un lugar para aprender de vino. Puedes apuntarte a uno de sus cursos y aprender algo más sobre este mundo. O disfrutar de una cata. Estas se maridan con una cena. Desde allí, además, organizan visitas y excursiones a bodegas, para ver más de cerca el mundillo enológico. Y, por si fuera poco, es uno de los mejores lugares para adquirir tu botella de vino favorita. Suelen proponer un vino cada mes, que promocionan especialmente. En fin, que si quieres adentrarte en el mundillo de los vinos de Málaga, no deberías dejar de visitarles.

Esperamos que te haya gustado nuestro artículo sobre vinos de Málaga. ¡Brindamos por ello!