10 momentos indispensables de la Semana Santa de Málaga

Si vienes a Málaga en Semana Santa, puede que tengas dificultades para decidir dónde ir o qué ver. Es normal: son 6 días en los que una media de 7 hermandades salen a la calle a hacer acto penitencial. Por eso queremos daros una pauta: 10 momentos indispensables de nuestra Semana Grande. No son los 10 mejores, ya que eso es algo que queda al criterio de cada persona, pero sí 10 muy destacables.

Cartel Semana Santa de Málaga 2018La Semana Santa es un fenómeno andaluz que tiene su origen en la Edad Media, cuando la Iglesia dominaba la sociedad y el pueblo no sabía leer. En su afán por educar, se fue construyendo un sistema visual, de iconos, que sirvieran para que esos ciudadanos analfabetos aprendieran y entendieran la pasión y muerte de Jesucristo.

Asimismo, la sociedad se fue agrupando en organizaciones que crecían junto a los gremios profesionales. De esto aún quedan vestigios como la Cofradía de Viñeros, pero también Misericordia (los pescaderos), o Gitanos (cuya vinculación original era con el gremio de los herreros, que eran, en su mayoría, de raza gitana).

Después de 5 siglos la Semana Santa sigue siendo un fenómeno social de tipo religioso, para quienes la organizan y practican; y de tipo turísitico para quienes visitan la ciudad con el objeto de conocerla y admirarla. Antes de destacar los diez momentos de esta gran fiesta, te dejamos un enlace con los itinerarios de todas las procesiones (al final del artículo tienes el enlace para cada día de la semana). Para que no te pierdas.

1. Cofradía Pollinica (en cualquier punto del recorrido)

La Cofradía de Jesús en su entrada a Jerusalén se conoce popularmente como la cofradía de la Pollinica, porque la imagen de Jesús va subida encima de un pollino (una forma antigua de llamar a un burro pequeño).

Es la procesión que inaugura la semana, de las pocas que salen y vuelven a plena luz del día… y además es la procesión de los niños.

Es una fiesta en la calle ver a tantos niños con palmas, vestidos de hebreo y faraona (a cara descubierta). Realmente es una procesión que tiene muchos elementos que no comparten con el resto de la Semana Santa, por lo que conviene no perdérselo.

2. Salida de Salud

El Domingo de Ramos por la tarde podemos ir a la iglesia de San Pablo para ver la salida de la Cofradía de la Salud. La pequeña puerta del templo es lo que lo hace tan especial. Los portadores tienen que salir de rodillas, y con la imagen del Cristo, un crucificado, bajada hasta tocar los pies con la base del trono. Una vez que han salido, elevan la cruz hasta la altura normal.

A continuación sale el trono de la Virgen, a la que previamente se le han desmontado algunas piezas (ánforas…) y, de nuevo de rodillas, los portadores la sacan fuera del Templo.

3. Jesús Cautivo por el Puente de la Aurora

El Lunes Santo nos trae el primer punto realmente caliente de la Semana Santa: la procesión de Jesús Cautivo. Conocido como El Señor de Málaga, no es el patrón oficial de la ciudad, pero sí el oficioso. Despierta muchísima devoción, y son varios miles de malagueños los que durante el año le prometen acompañarle el Lunes Santo por las calles de Málaga a cambio de sus milagros.

Cualquier punto del recorrido es bueno para ver a Jesús Cautivo, pero hay uno especialmente espectacular: el paso por el Puente de la Aurora. Ahí, desprotegido del viento por los edificios, la túnica del Señor ondea con cierta magia que hace que parezca que el Cristo está andando sobre el puente.

Trono Jesús Cautivo de Málaga

Importante: como ya hemos dicho, son miles las personas que acuden a verlo, así que os recomendamos con bastante margen de tiempo.

4. Estudiantes en Plaza del Obispo

La Cofradía de los Estudiantes es llamada así por su vinculación con este colectivo, algo que queda patente en su relación con la Universidad de Málaga. Y dicha relación se refuerza cada año con un acto que se celebra en la Plaza del Obispo junto al Orfeón Universitario. El Gaudeamus Igitur suena en las gargantas de estos jóvenes músicos en un acto íntimo que congrega a cientos de personas (todas las que la plaza es capaz de albergar).

5. Las Penas por San Agustín

A la Virgen de las Penas se le quemó el manto en los años 40, y el alcalde de la época respondió poniendo a los jardineros del Ayuntamiento al servicio de la Hermandad para que realizaran un manto de flores. Así, la imagen pudo procesionar aquel año. Pero tanto gustó que se convirtió en tradición, y todos los años sale esta imagen a la calle con un manto efímero de flores realizado cada año por estos operarios públicos.

Pero si hay un sitio bonito para ver a la Cofradía de las Penas es, sin duda, calle San Agustín, una calle muy estrecha y poco iluminada que cruza desde la Catedral hasta el museo Picasso. Se genera una atmósfera de devoción y recogimiento enmarcado por las cercanas paredes de los edificios, y coronada con la torre de la catedral al fondo.

6. Salida de Sangre

La Cofradía de la Sangre es la más antigua de Málaga, teniendo en su poder un documento que data de 1502. Su casa de Hermandad está en Dos Aceras, una calle en pendiente que les obliga a salir cuesta arriba, hacer una maniobra de 90 grados casi sin moverse del sitio para ponerse cuesta abajo y girar hacia calle carretería. Es una maniobra bastante compleja que mayordomos, capataces y portadores realizan con maestría.

7. Encierro de Paloma

Esta cofradía se llama así por un curioso hecho que ocurrió en el pasado: una paloma se posó sobre la imagen de la virgen y estuvo todo el recorrido ahí, muy tranquila. Este hecho fortuito, junto con la simbología que la paloma tiene para los cristianos, se convirtió en una tradición muy popular: soltar palomas al paso de la virgen. Sobre todo en el recorrido oficial (Alameda y Larios) las personas que asisten al desfile procesional van soltando a estos pájaros, muchos de los cuales, efectivamente, se posan en diferentes partes del trono.

Trono de la Paloma de Málaga

Pero si hay algo especialmente complejo en el desfile de esta cofradía es la salida y el encierro, ya que tienen su Casa de Hermandad en una plaza que se esconde tras un callejón, y las dimensiones de los tronos no permiten su salida por dicho callejón.

Es por eso que , a los pocos pasos de salir, los portadores tienen que bajar el trono, y los albaceas aflojan algunas piezas para girar los arbotantes y, así, menguar sus dimensiones y facilitar el paso. Una vez que se ha pasado por el callejón se vuelven a girar los arbotantes a su posición original.

8. Desembarco de la legión: un gran espectáculo en Semana Santa

El Jueves Santo se caracteriza porque desfila con la cofradía de la Buena Muerte la Legión, una fuerza militar perteneciente al ejército de tierra, que llama la atención de muchas personas que se desplazan a Málaga capital incluso desde otras provincias. Y aunque por la tarde-noche desfila con la cofradía, y no se puede apenas pasear por las calles de la ciudad de lo atestadas que están, el verdadero hito se produce por la mañana en el puerto.

Durante la mañana del Jueves Santo los militares escenifican el desembarco con mucha parafernalia y pompa en un evento que concluye en el patio que hay delante de la Casa de Hermandad de la cofradía.

9. Encierro del Chiquito (Misericordia)

A las 3 de la madrugada se produce otro de los hitos del Jueves Santo: el encierro de la cofradía de la Misericordia, cuya imagen de Jesús es conocida popularmente como «El Chiquito». Esto se debe a que durante los años 30, cuando los sucesos de la quema de conventos, la cofradía perdió su imagen anterior. Encargó una nueva talla al escultor Navas Parejo y, mientras, procesionó una imagen de pequeñas dimensiones, muy parecida a la talla anterior, que se encontraba en un convento del Puerto de la Torre.

Durante el encierro, la cofradía coloca sus dos tronos uno enfrente de otro y las bandas de música se van simultaneando en la interpretación de marchas musicales mientras los tronos bailan. En último lugar se interpreta una marcha militar llamada Retreta floreada, que es la que se interpreta para ordenar a los militares que vuelvan a sus cuarteles por la noche.

10. Viernes Santo en Catedral

El Viernes Santo es el día del luto. Es cuando, iconográficamente hablando, Cristo ha muerto. Un día marcado por el silencio y el negro. Un lugar en el que se pueden ver muchas cofradías sin moverse del sitio es la Santa Iglesia Catedral, ya que son tres las que hacen estación de penitencia en el templo en este día.

Así, a las 21:00 hace su entrada la Archicofradía de los Dolores de San Juan; a las 22:00 llega la Cofradía del Monte Calvario, y a las 22:55 es el turno de la Cofradía de Descendimiento.

10+1. Servitas

Para rematar la noche del Viernes Santo, hay una Virgen que no puedes perderte: la Orden Tercera de Siervos de María. Sobre una peana muy pequeña, una pequeña Virgen con un halo de estrellas iluminado. Las calles de Málaga van apagando su alumbrado al paso de esta procesión, que desfila de riguroso luto, con grandes velas y rezando el rosario.