Qué hacer en Málaga en Navidad: 9 planes originales para disfrutarla

Se puede visitar Málaga en Navidad por muchos motivos. Por ejemplo, porque tienes familia en nuestra ciudad y vienes a visitarla. O, simplemente, vienes a hacer turismo. Hay mucha gente que elige nuestra costa porque el clima en esas fechas es mucho más amable. Para que os hagáis una idea, no solemos bajar de los 10 grados centígrados de mínima, y es habitual alcanzar los 20.

Pues bien, si tú eres uno de esos afortunados que nos visitan próximamente, seguro que quieres conocer alguno de nuestros mejores planes navideños. Sigue leyendo, ¿a cuál piensas apuntarte?

El alumbrado nocturno

El alumbrado navideño de calle Larios y alrededores es un espectáculo que bien merece la pena. Como seguramente estarás de compras por esa zona, vas a tener la oportunidad de ver lo que han hecho este año. Nada menos que reproducir cúpulas y vidrieras de nuestra catedral. Sin duda, algo muy distinto al alumbrado del año pasado, mucho más minimalista. Pero lo de este año supera con creces todas las expectativas. Te lo recomendamos encarecidamente.

El mercadillo de Navidad de Muelle Uno

Hay numerosos mercadillos navideños por toda la ciudad (y la provincia: no olvidemos el de Fuengirola), pero el de Muelle Uno resulta especialmente cómodo. Situado en una zona completamente peatonal, podemos disfrutar de numerosos puestos en los que comprar desde un regalo hasta un adorno navideño. Cada día, de 10 a 22 horas, y hasta el 7 de enero.

Concierto en la catedral

El próximo 20 de diciembre, a las 20 horas, tendrá lugar el concierto de Adviento de la catedral. A todos los amantes de la música clásica les sobrecogerá escuchar, en esta ocasión, piezas del maestro Iribarren, en un evento en el que han colaborado Unicaja, la Fundación CEM y la Fundación Victoria. Es otra forma de vivir Málaga en Navidad, que encantará a quienes la disfruten de un modo más espiritual.

Los mejores belenes

Son numerosos los belenes que se pueden ver en la ciudad: el de la catedral o el del Ayuntamiento son solo algunos ejemplos. Pero hay muchos más. Si te interesa este tipo de montajes artísticos, aquí puedes ver todos los que son dignos de mención. Encontrarás también los horarios y los días en que permanecen expuestos al público. ¡Por cierto! Existe incluso uno viviente, que solo puede verse durante unas horas el día 17 de diciembre.

Málaga en Navidad, si es con niños, se llama MIMA

Actividades lúdicas, deportivas y didácticas son los planes que te puedes encontrar en el MIMA (Muestra Infantil de Málaga). Este evento se organiza cada año durante las vacaciones escolares de estas fechas, y la afluencia de público es brutal. Se encuentra en el Palacio de Ferias y Exposiciones de Málaga, y es el mejor plan posible para que los peques disfruten de lo lindo. Pagan los niños de 4 a 12 años, y el precio es de 8 euros (los adultos pagan la mitad). Pero echa un vistazo a la web, porque hay tarifas reducidas para grupos.

Por cierto, tanto la Fundación Picasso como los museos Colección del Museo Ruso y Centre Pompidou estarán presentes con divertidos talleres en el MIMA.

Actividades especiales en los museos

También los museos de Málaga redoblan esfuerzos en estas fechas y preparan actividades especiales. Sobre todo, para niños. ¿Quieres conocer algunas de ellas?

Pinturas con espray y manualidades con alambre en la Colección del Museo Ruso

La Colección del Museo Ruso San Petersburgo/Málaga presenta un taller continuo, organizado en varias zonas artísticas. En cada una de ellas, los niños se acercarán a distintos conceptos relacionados con la Navidad y se usarán distintas técnicas creativas. Entre ellas, la pintura en espray, el alambre o la instalación. Si os apetece, podéis pasaros los días 26, 27, 28 y 29 de diciembre, y del 2 al 4 de enero, en horario de 12 a 14 y de 17:30 a 19:30.

Arte moderno en familia en el Pompidou

Del 27 de diciembre al 4 de enero, el Centre Pompidou Málaga ha programado sesiones especiales para las familias en torno al mundo de Blobterre, el mundo imaginario que simula un bosque en el espacio para público joven del museo. Allí, los niños, siempre acompañados por sus padres, podrán disfrutar y jugar con la creación de la artista Matali Crasset, que propone un espacio urbano en el que se integra la naturaleza. Los mediadores conducirán estas sesiones de 17 a 19:30 horas.

Patinar sobre hielo

El patinaje sobre hielo es una de las actividades más divertidas para grandes y pequeños. Y sí, en Málaga hay sitios en los que patinar sobre hielo. Por supuesto, hielo artificial. Junto a El Corte Inglés, hay varias atracciones heladas de las que podrá disfrutar toda la familia. Además del patinaje, hay toboganes también de hielo para deslizarse por ellos a bordo de flotadores enormes.

Degustar los dulces típicos malagueños

Además de los turrones o el roscón de Reyes, en Málaga durante la Navidad podemos encontrar dulces con denominación de origen… o casi. Porque son producto de la tierra y las navidades saben distintas con ellos. Es muy habitual que en cualquier comercio, bar, hotel…, te ofrezcan gratis algún dulce. Pero si te apetece probar los nuestros, bien en una cafetería o bien junto a los tuyos, en casa o en el hotel, toma nota.

Borrachuelo, un dulce con siglos de historia

El borrachuelo es típico de nuestra provincia. Es similar a un pestiño (una masa frita y emborrizada con miel o azúcar), pero va relleno. Los rellenos más típicos son de polvo de batata (una especie de crema vegetal deliciosa) o de cabello de ángel. Como la mayoría de los dulces navideños, no es precisamente ligero, por lo que hay que hacerle hueco.

Roscos de vino: con el toque del moscatel

Del moscatel o de Pedro Ximénez, ambos, vinos dulces de la zona. Los roscos de vino se han popularizado a nivel nacional, pero los de aquí son increíbles. No perdáis la oportunidad de degustarlos en cafeterías del centro o de adquirirlos en alguna de las mejores reposterías de la capital. No os costará encontrarlos, pero si queréis tener un detalle con alguien, en Zoilo (calle Granada, 65) podréis encontrar tanto borrachuelos como roscos. Y, por supuesto, de una calidad insuperable.

Pasear de día por la playa

Si el tiempo acompaña —y lo suele hacer—, un plan de lo más apetecible y atípico en estas fechas es darse un buen paseo por cualquiera de nuestras playas. Puedes optar por un paseo descalzo por la arena o caminar por el paseo marítimo y aprovechar para desayunar en una terraza. O para tomar un tentempié a mediodía. Entre las 11 y las 15 horas, aproximadamente, el sol está en lo más alto y solemos llegar a estar en manga corta cuando luce el sol. ¡Algo muy poco navideño pero increíblemente original en las fechas que corren!