Días de lluvia: 10 planes para disfrutar de Málaga

En abril, aguas mil, dice el refrán. Es cierto que la primavera es una de las épocas más inestables, y puede suceder que, en tu visita, te encuentres con algún día de lluvia. Aunque el clima de Málaga es uno de los más agradables para el turista y llueve de media unos 50 días al año, hay que estar preparados para cualquier contingencia. Así que, si es tu caso, coge paraguas, chubasquero y botas y lánzate a las calles: ¡tenemos una decena de planazos pensados para ti!

Planea un ‘escape room’

¿Conoces los escape rooms? Son esas habitaciones en las que, por grupos, te plantean un enigma y tienes una hora para salir de allí triunfante. Si ya las conoces, seguro que te han gustado. Y si todavía no, ¡te aseguramos que son muy adictivas! En Málaga hay varias muy divertidas, y casi todas están por el centro. Según tu conocimiento de estos juegos, sus game masters (los chicos que, en la distancia, te guiarán en el juego y te darán pistas si las pides) te van a sugerir un nivel de dificultad u otro. Te dejamos un enlace con las mejores escape rooms de la provincia.

¿Nuestra favorita? La casa de las habitaciones. Si te atreves con un nivel alto de dificultad, prueba con Cambiando la historia. ¡Te va a encantar! Te vas a olvidar de la lluvia. Seguro.

De tapas creativas

Ir de tapeo es otro de los grandes placeres de Málaga. Si la lluvia acecha y no quieres ir de un sitio para otro mojándote, te recomendamos el Mercado de la Merced. En el mismísimo centro de la ciudad. En un mismo espacio (y a cubierto de los remojones) podrás degustar todo tipo de tapas gracias a los numerosos puestecitos que la pueblan. Desde un jamón de bellota hasta croquetas gourmet pasando por platillos típicos de la ciudad. Incluso, si te va probar sabores distintos, vas a encontrar lugares de cocina creativa en los que poner a prueba tu paladar. Todo ello, acompañado por buenas cervezas y mejores vinos. ¡A disfrutar!

Una visita al mundo de Picasso

Si sales con tiempo, y antes de lanzarte a tapear, puedes pasarte por la Fundación Picasso, que está a menos de 10 pasos del Mercado de la Merced y ni la lluvia más intensa te impedirá cruzar de un sitio a otro. La casa natal del genial pintor siempre alberga exposiciones temporales y permanentes dignas de ser disfrutadas. Ahora mismo, y hasta finales de mayo, puedes ver El deseo atrapado, una magnífica colección de obra gráfica con fondos propios que ahonda en el tema del deseo carnal. ¡Ah, por cierto! También puedes visitar el espacio que recrea su casa y donde se rodó recientemente la serie protagonizada por Antonio Banderas, Genius: Picasso, de National Geographic.

Teatro para todos

Otro plan muy apetecible para estar a resguardo de la lluvia es ir a ver una obra de teatro. En Málaga existe una oferta muy variada, que va desde los grandes montajes del Cervantes hasta la oferta del Echegaray, que además tiene matinales para niños los fines de semana. Si te gusta el microteatro, no puedes dejar de visitar la sala Microteatro Málaga, que cuenta con varias salas para disfrutar de espectáculos de pequeño formato.

Un día entero en el edificio de la Tabacalera

El antiguo edificio de la Tabacalera alberga dos museos increíbles: el Museo Automovilístico y de la Moda y la Colección del Museo Ruso. Ambos están uno al lado del otro, y puedes planificar un día entero en aquella zona. En el primer museo podrás visitar tanto su espacio dedicado a los coches más increíbles como la colección de moda vintage a cargo de los mejores modistos del mundo. A mediodía, puedes comprar tus entradas para la Colección del Museo Ruso y comer dentro del mismo museo (en un restaurante muy amplio  y con precios muy asequibles). Y, ya con el estómago lleno, sumérgete en sus exposiciones: la permanente está dedicada al arte de la extinta Unión Soviética (espectacular). De entre las temporales, la dedicada a los artistas rusos por el mundo te va a sorprender.

¿Te gusta lo alternativo? Visita La Térmica…

Está un poco retirado del centro y hay que tirar de transporte, pero merece la pena. En La Térmica siempre hay talleres, exposiciones y conferencias que merecen la pena. Si te gustan los espacios alternativos, pensados para el público más vanguardista y con multitud de cosas que hacer, tienes que darte una vuelta por este hervidero de creatividad. Y, si te pilla en viernes, no dejes de acudir a sus Red Fridays, que están programados a lo largo de todo 2018. Echa un vistazo a fondo en su web y prepara un día diferente.

… y termina en La Cochera Cabaret

Este teatro, que antes albergaba una cochera, es uno de esos lugares que en poco tiempo se han convertido en un punto de referencia para los amantes de los espectáculos distintos. Si en el Cervantes o en el Echegaray puedes asistir a teatro, digamos, más clásico (aunque programan de todo), en La Cochera Cabaret podrás encontrar un abanico de opciones distintas. Desde un monólogo cómico hasta un concierto de rock pasando por exposiciones y cursos (que también los hay). Por cierto: también hay espacio para los más pequeños con sus espectáculos matinales. Su programación es de lo más variada, y no te dejará indiferente.

Un paseo por la catedral

La catedral de Málaga es, cuando menos, curiosa. Comenzó a hacerse cuando el gótico dominaba la escena, y se terminó a finales del siglo XVIII, nada menos. Así que, por una parte, es única (o casi) en nuestro país, donde la mayor parte de las catedrales se enmarcan dentro del estilo gótico. Pero es que, además, esta catedral está sin acabar del todo: una de sus torres está sin hacer. Por eso, los malagueños la bautizaron con el nombre de La Manquita. En su interior se pueden visitar sus naves, el coro de la catedral (obra de Pedro de Mena) y la espectacular sillería, así como varias piezas artísticas de gran relevancia. Junto a la catedral se encuentra el Palacio Episcopal, otro edificio de gran belleza en el que se puede visitar, además, su colección de arte sacro.

Recuerda: estás en la Ciudad de los Museos

Además de los ya mencionados, Málaga es una de las ciudades dotadas con un mayor equipamiento museístico. Y hay para todos los gustos. Si vienes con niños, no deberías perderte el Museo Interactivo de la Música de Málaga (MIMMA), en el que los más pequeños podrán toquetear instrumentos, pantallas y otros ingenios hechos para su disfrute. Por supuesto, no nos olvidamos del Centre Pompidou, que recientemente ha cambiado toda su colección y espera con los brazos abiertos a niños y mayores con una oferta siempre variada, distinta y espectacular. Ni del Museo Carmen Thyssen, que ahora mismo cuenta con una exposición fascinante dedicada al Mediterráneo. El Museo de Málaga encantará a todos aquellos que, además de pintura y escultura, quieran ver su colección arqueológica. ¡Hay tanto para elegir…!

Desconecta de todo en un relajante hammam

Y, si los días anteriores te has pegado una buena paliza caminando por nuestras calles, ¿por qué no te regalas unas horas de relax? El hammam que hay junto al Museo Carmen Thyssen tiene una oferta irresistible si quieres destensarte y olvidarte de la lluvia. Porque en el hammam te vas a mojar, sí; pero voluntariamente y muy a gusto. Créenos.